Masía Fortificada Torre Calatrava

Población

Burriana

Provincia

Castellón

Tipo de Ruta

Carretera

Rutas

Ramal de Castellón

Punto de Información

C/ Mayor 1

Teléfono Información

964570753

Descripción

La Torre se encuentra situada al Este del perímetro de la Ciudad de Burriana, y junto a la margen derecha del Río Anna o Sec en medio de campos de cultivo. En las inmediaciones de la torre se encuentran restos arqueológicos de época islámica. Históricamente por donación de D. Jaime I en el mes de octubre del año 1233, toda la margen derecha del Riu Sec en Burriana, desde el pueblo al mar, perteneció a la castellana orden de Calatrava, dentro de cuya demarcación figuraron los rafales de Huaradajub, Arayz, Abinsalmo y Algebeli. La encomienda de Calatrava dependió del Comensador de Alcañiz: Frey Álvaro Fernández; pero en el año 1391, Andrés Castellán y su mujer Sancha Jiménez de Lumbiere, por los muchos y buenos servicios a esta Orden, recibieron, de por vida, todas las heredades que esta poseía en Burriana, cuyas tierras seguían alcanzando, por levante, el mar. El blasón de los calatravos, sobre mármol blanco, se guarda en el interior del edificio y estuvo ubicado, hasta la restauración de éste complejo arquitectónico, en el paramento NO del viajo caserón, junto al camino del Grao. Torre y casa anexa fueron respristinados el año 1973. La torre es, en su obra medieval (su mitad inferior), de mampostería. Tiene planta cuadrada, de 3,85 metros de lado, alcanzando una altura de 16,85 metros. Consta de dos pisos, ascendiéndose al principal por una escalera, de mampostería, que descansa, hasta la segunda planta, sobre una falsa bóveda fabricada con lazas de piedra, al modo como lo hacen las construcciones rupestres del Maestrazgo, a partir de la cual la torre usa en sus paramentos maestros una fábrica de ladrillos. En ella se abren las ventanas, una por cada cara, de arco rebajado, que hasta el año de su repristinación eran de arco conopial, posiblemente por influencias historicistas de la primera mitad del XIX. Bajo éstas se aprecian los restos de lo que pudieron ser sendos matacanes. Después se alcanza la tercera planta, ya exterior, por una escalera de mano, en donde advertimos un antepecho sin almenas, en cuyo lienzo de poniente existe una pequeña espadaña para llamar a los jornaleros en caso de peligro, y en el de levante una sencilla gárgola pétrea, y en la arista de los paramentos N. y E. un canecillo y una abrazadera de hierro sostiene el asta, de viejo leño, que enarbola la banderola de la orden. (C.Pérez-Olagüe)

Búsquedas

Logo-Camino